Home > Uncategorized > El control por diseño

El control por diseño

La teoría de Administración tradicional nos enseña que administrar consiste en planificar, organizar, dirigir y controlar todos y cada uno de los componentes de una organización, con el fin de obtener una utilidad. Hablando en terminos comerciales.

La realidad en las empresas es que se planea poco o no se planea, poco es lo que se organiza y se cuenta con insuficiente dirección, lo fantástico es que en todos los lugares de trabajo existe una ambición y una obsesión por controlar (lo que no se planea, organiza, ni dirige). Y tiene sentido, porque para cumplir un objetivo sin estos elementos es normal que haya un exceso de control.

Las organizaciones tradicionales se administran y “liderean” de forma tradicional. La visión, los valores y la cultura se hereda de la máxima autoridad en la organización y esta se comunica a la organización de la forma Top-Down. Durante este proceso es natural que se pierda la escencia y se diluya la inspiración con la cual fue creada la compañía.

Los líderes tienen la expectativa de que sus subordinados entiendan los objetivos y la estrategia de la compañía, tal cual ellos la entienden, aún cuando los subordinados nunca han participado, ni se han inspirado “para crearla (compañía)”.      En el escenario mencionado arriba, la falta de planeación, organización y dirección son aspectos críticos para el éxito de la organización, solo que no son la solución y por lo mismo existe tanto control en este tipo de organizaciones.

Pero, ¿Es tan malo el control? Podemos obtener dos respuestas muy diferentes desde dos puntos de vista muy diferentes. El dueño de los objetivos  seguramente dira que es muy importante tener el control de estos resultados, por los compromisos involucrados en los mismos.  Por otro lado, podrás preguntar a los dueños de producir los resultados y su respuesta será muy diferente. Escucharás comentarios tales como: “no me tienen confianza”, “me preguntan como voy todo el día”, “nos presionan demasiado y no nos dejan trabajar”, entre otros.

El problema es de diseño

Existen dos fuentes de control, la primera es el aspecto individual. Como individuos de manera natural queremos tener el control de lo que va a suceder en el futuro.  La otra fuente de control es el que esta influido por el diseño de la compañía/organización, este influye a la necesidad de tener control sobre nuestro futuro. Veamos como.

Una organización con un estilo de “command and control”, tiene fuerte influencia en la forma en que toma el control sobre lo que sucede.  Al otorgar poder a la linea básica de autoridad sin ninguna forma de correspondencia, se tiene el riesgo de descuidar la forma y esto es lo que normalmente sucede. En este tipo de organizaciones generalmente se busca el resultado, sin importar la forma de obtenerlo.  Es importante resaltar que la teoría no respalda esta hipotesis, pero la practica lo hace.

Debido a que en este tipo de organizaciones se buscan administradores para lograr cristalizar la visión de la compañía, el liderazgo natural es escaso y entonces las herramientas que se utilizan para controlar los resultados se basan en autoridad y poder, principalmente. Aunque se han inventado métodos para transparentar más el proceso, como Balance Scorecard, estos solo minimizan la intensidad de la búsqueda de control y poder.

Tal es el caso de que para la mayoría de las personas crecer y desarrollarse en las compañías significa escalar puestos, en otras palabras tener más poder y control.

Particularmente en México, la empresas buscan controlar no solo la calidad de sus productos, sino inclusive la vida de su activo más importante, sus empleados.

La pregunta que seguramente te estas haciendo en este momento es: ¿Cual es esa organización que puede operar con menos control? ¿Al menos, cual es su silueta?

Actualmente existen organizaciones que han roto con los antiguos paradigmas, para crear nuevos paradigmas menos estrictos y más flexibles y además exitosos. Estas nuevas organizaciones incluyen elementos fundamentales que por si mismos definen un marco de trabajo natural. Estos elementos incluyen a los miembros de la organización, sus competencias, la diversidad de sus ideas, su creatividad, la participación en los beneficios de la organización y algo muy importante, la transparencia tanto de la operación como de la estrategia.

Me refiero a las organizaciónes democráticas y no me refiero a ningún partido político, sino a compañías privadas y públicas que han buscado la forma de incluir a todos los miembros de la organización (de todos los niveles) en la toma de decisiones. Es interesante ver que las organizaciones se empiezan a dar cuenta que la información es poder y que esta a disposición de la organización agrega más valor.

En otro post hablaré un poco más de la organización democrática, las tendencias actuales y su propuesta de diseño.

Advertisements
Categories: Uncategorized
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: